CITA DE ALTURA EN EL SUROCCIDENTE.

Profesionales de todos los ámbitos destacan en Ibias la necesidad de no desatender la educación rural «para que nadie quede atrás»

A. SERRANO Punto kilométrico 7 de la carretera AS-210 y punto kilométrico 4 de la vía LU-702. Allí confluyen las comunicaciones por carretera de Asturias y Galicia en una de sus zonas fronterizas, y allí se encuentra, en la vertiente del Principado, el pueblo de Marentes, en Ibias. Un núcleo rural del interior con 60 casas y 25 residentes habituales que ayer se convirtió en un lugar para reflexionar sobre la educación y el futuro del mundo rural asturiano.

El proyecto educativo «Foro Comunicación y Escuela» del instituto Elisa y Luis Villamil de Vegadeo está detrás de esta jornada. Dentro de su programa desplazó a Ibias a distintas personalidades del ámbito científico, médico, cultural y empresarial asturiano con el fin de dar visibilidad a zonas aisladas de la región. El Foro, dirigido por el profesor Luis Felipe Fernández, también pretende recordar la llamada «semana de la comunicación» del centro educativo de Ibias (1988-2005), origen del hoy Foro Comunicación y Escuela, y pionera en la región en involucrar a la sociedad en la escuela rural. Un proyecto que persigue, al final, que los escolares que viven en los pueblos «tengan las mismas posibilidades» que aquellos que proceden del ámbito urbano.


Ibias tiene 1.400 habitantes y 330 kilómetros cuadrados, pero es uno de los peor comunicados de Asturias, lo que dificulta el acceso a servicios básicos. El de la educación es uno de ellos. Para Adolfo Menéndez, secretario general de la Fundación Príncipe de Asturias, en un momento en el que se discuta sobre el futuro de la escuela rural, se debe apostar siempre por la educación «porque es el camino para ser libres». «No se puede perder el respeto a uno mismo y no se puede dejar a nadie atrás», dijo en su visita a Ibias. «Desde cualquier sitio podemos ser capaces de hace un proyecto de éxito si trabajamos».


Su discurso esperanzador para la zona rural asturiana y para el proyecto educativo que se gestó en Ibias fue respaldado por Ignacio González-Pinto, jefe de Trasplante Hepático del Hospital Universitario de Asturias. «Los jóvenes deben tener estímulos y motivación, y para eso se necesita un liderazgo». Un liderazgo que este caso en particular tiene el «Foro Comunicación y Escuela». Parte de los asistentes a la visita institucional de ayer fueron una pieza fundamental para su desarrollo, al participar en ponencias dirigidas a los alumnos y que les alejan de la fórmula tradicional de aprender.


En el punto de mira volvieron a estar las comunicaciones que hoy por hoy siguen dificultando el despegue de este concejo del interior de Asturias. En un momento en que está en entredicho el sector minero, el alcalde del concejo, José Ron Méndez, tiene especial interés en la promoción turística. Enrique Pérez, de 83 años y vecino de Marentes desde hace 58, cree que visitas y reflexiones como las de ayer, de la que disfrutó por unos momentos, «son la que necesita este pueblo, que se está quedando sin vida».
FUENTE:WWW.LNE.ES/OCCIDENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s