PREMIO AL PUEBLO EJEMPLAR DE ASTURIAS COMUNIDAD VECINAL Y EDUCATIVA DE IBIAS (1999)

Discurso de S.A.R. el Príncipe de Asturias

Quiero que sepáis que vengo con ilusión a Ibias para felicitaros por el galardón que habéis conseguido, celebrar vuestro éxito y conocer este hermoso concejo. Siempre me resulta especialmente agradable y emotivo viajar por Asturias. Puedo de esta forma profundizar en mi conocimiento del Principado, hablar con sus gentes y saber de sus esperanzas e inquietudes.
En cada una de estas ocasiones, siento el calor de vuestro afecto; un afecto al que os correspondo, pues conozco vuestra sincera y generosa forma de ser y lo mucho que queréis a vuestra tierra, virtudes a las que se añaden otras como vuestro anhelo integrador de los pueblos del Principado con los del resto de España, tantas veces puesto de relieve a lo largo de la historia.
La proximidad de las comunidades de Galicia y de Castilla y León me permite enviar ahora a sus gentes un cariñoso saludo pues nunca olvidaré los entrañables recuerdos y las útiles enseñanzas de mis viajes por esas queridas tierras.
De vosotros, mujeres y hombres de Ibias, sé que la lejanía y el aislamiento que os han impuesto desde siempre vuestras hermosas y altas montañas y sus frondosos bosques jamás os han vencido. Estas dificultades han tenido, a veces, consecuencias negativas para el arraigo de la población en su lugar de origen, el mantenimiento de su patrimonio histórico y artístico e identidad cultural, y la conservación de parajes naturales de extraordinario valor. Afortunadamente, entre vuestros méritos para recibir este premio destaca vuestra voluntad -que se aviva con el paso del tiempo-, de que esta situación concluya.
Queréis recuperar de forma innovadora vuestra relación con el campo, que durante siglos se manifestó a través de una laboriosa actividad forestal, agrícola y ganadera, y del trabajo duro de la explotación de los recursos mineros. Os habéis firmemente propuesto estudiar y conservar el patrimonio monumental y las artes tradicionales del concejo para entregarlas a las generaciones venideras como su mejor herencia.
Os animo a que sea así, porque nada bueno florece cuando se siembra el desarraigo, cuando se abandona nuestra ancestral relación con la tierra, cuando mueren los mejores valores del pasado. Si lucháis contra estos males, conseguiréis que la vida en vuestros valles y montañas se manifieste en todo su esplendor natural y ayudaréis así a que se cumpla el nuevo sueño de que nunca el suelo que pisemos, el cielo que nos cubra o el aire que respiremos estén contaminados.
El jurado este año ha destacado también los éxitos alcanzados por vuestra comunidad educativa. Esa preocupación que tenéis para que los niños reciban una enseñanza de calidad es la mejor prueba de vuestras positivas inquietudes y el mejor testimonio de que queréis poner de vuestra parte todo lo necesario para mejorar su porvenir.
Deseo felicitar al director, profesores y alumnos del Colegio Aurelio Menéndez por su excelente trabajo. Me produce gran satisfacción que este centro lleve el nombre de una persona que ha sido mi profesor y a la que me unen especiales lazos de afecto. Celebro que hoy nos acompaña. Sus padres, como tantos otros de estas comarcas y de toda Asturias, buscaron nuevos horizontes lejos de su casa y de su familia. Ellos, también como tantos otros, vieron reconocidos sus desvelos, su trabajo y su honradez con el respeto de sus conciudadanos y la admiración y el cariño de sus vecinos, a quienes nunca olvidaron.
Felicito al jurado, no sólo por el acierto de su decisión, sino también porque sé que no es fácil la elección entre tantas candidaturas en las que se aúnan el mérito y la calidad. Agradezco a sus integrantes su compromiso con esta iniciativa de la Fundación. Deseo también enviar desde aquí a todos los pueblos que se han presentado a este premio un recuerdo de gratitud, al tiempo que los animo a seguir avanzando por la senda de la ejemplaridad.
A los niños me gustaría deciros que podéis y debéis, con los medios a vuestro alcance, luchar por conseguir un mundo mejor, más justo y más humano. Aunque vivís en un lugar apartado, contáis con las nuevas técnicas de comunicación que os ponen en contacto con cualquier punto del planeta instantáneamente. Estudiadlas y trabajad con ellas para estar a la altura del tiempo que vivimos. Estos prodigiosos avances no deben haceros olvidar que todavía se guardan en los libros todos los misterios, la sabiduría, la magia y las aventuras mejor contadas, y que de su mano llegaréis por caminos hermosos al siglo XXI.
Recordad que tenéis el privilegio de vivir en un país en libertad; una libertad conquistada por vuestros mayores después de muchos sacrificios. Tenéis la obligación de velar por ella y defenderla pues nunca está ganada para siempre. Lo haréis siendo ciudadanos ejemplares, luchando por vuestros derechos y cumpliendo con vuestros deberes, con el trabajo y la educación permanentes.
Deseo que este premio sea para todos los vecinos de Ibias un estímulo. Que la ejemplaridad que se os reconoce sirva, al prolongarse en el tiempo, de modelo para otros pueblos de Asturias y de España. Deseo también de todo corazón que no os abandonen la alegría, el optimismo y la esperanza de este día que con vuestro esfuerzo os habéis ganado tan merecidamente.
Muchas gracias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s